La actual crisis le pone freno al avance en los ODS

Mientras más avanza el tiempo de la pandemia, más nos cuestionamos si los esfuerzos realizados en Colombia y en el mundo por lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), están teniendo resultados certeros o si, por el contrario, no han sido suficientes para mitigar los conflictos y necesidades en la sociedad.

Los ODS están planteados en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas y son un plan de acción a nivel mundial que reúne la importancia impulsar la paz en todas las dimensiones y terminar con las desigualdades sociales y preocupaciones ambientales.

En el caso de Colombia, el escenario no es alentador. Las principales 13 ciudades del país incrementaron las cifras de desempleo a más del 23%, además, el 47,6% de colombianos y colombianas, para el año 2019, según el DANE, trabajaban en la informalidad. En este año la situación se agudiza por el freno laboral que impone la cuarentena obligatoria.

El problema va más a fondo; ser desempleado, entre otras consecuencias, implica incapacidad para adquirir recursos y elementos básicos, como alimentación. Siendo así, ¿cómo se están alimentando las familias que vivían de la informalidad y aquellas en las que algún miembro de su familia fue despedido del trabajo a causa de la pandemia? Pues esto desencadena otras problemáticas, tal como lo advierte el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, institución líder en la lucha contra el hambre en el mundo, que alertó a Colombia por ser uno de los países de América Latina que proyecta sufrimiento de hambre para su población, de lo cual no cabe duda, pues las banderas rojas en las puertas de las casas incrementan en el país, indicando que la familia no tiene posibilidad de comprar alimentos.

Por otro lado, la educación también se ha visto afectada, la pandemia causó que la educación se traslade a los medios virtuales. Esto perjudicó especialmente a las personas que no cuentan con equipos tecnológicos suficientes para todos los integrantes de la familia que teletrabajan o estudian, y especialmente para niñas, niños y jóvenes de zonas rurales. Según información del DANE, apenas el 26% de estudiantes de zonas rurales, tienen conectividad a internet. Esto, sumado con la baja calidad e inclusión educativa rural, indica que, en este tiempo, hay población que está siendo desescolarizada.

Por el momento, la salud no ha escalado a ser un problema de gran magnitud, sin embargo, este sistema en Colombia no ha tenido estructuras sólidas históricamente y eso conlleva a que el país no esté preparado para la crisis y ahora lo ponga como prioridad, teniendo un efecto contraproducente sobre otros temas sociales igualmente primordiales.

La vida no se pierde únicamente por Covid-19, y menos en países que están en proceso de desarrollo, es decir, que tienen falencias estructurales y fallos en su garantía de derechos a la población. Es allí donde hay que poner los esfuerzos y cuestionamientos frente a si realmente se está cumpliendo con los ODS. Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, hizo una alerta al cumplimiento de los ODS, estando a 10 años para alcanzar las metas propuestas, señaló que América Latina ya llevaba 7 años de lento cumplimiento con el fin de la pobreza, la disminución de la desigualdad y la resolución de conflictos sociales y la crisis ha atrasado y dejado en evidencia varias de las falencias.

Siendo así, la pandemia significa nuevos retos frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pues si bien se había avanzado, la crisis ha interpuesto nuevas necesidades, ha reforzado conflictos y también ha puesto en el olvido otras problemáticas que vive el país. “No dejar a nadie atrás” denota que la función de todo Estado debe ser el bienestar de los pobladores del país. Es importante resaltar que Colombia es uno de los países que ha recibido más población inmigrante de Venezuela y eso debe estar contemplado en sus políticas, siendo prioridad la defensa de derechos humanos.

Es tiempo de crear y reflexionar, de ser críticos y conscientes de cuáles son ahora los nuevos retos y cuál debe ser la hoja de ruta para responsabilizarse por lo que se ha dejado de hacer durante la crisis y se empezará a hacer, ya sea que esta termine pronto o no. Para lograrlo es esencial el ODS #17 “Alianzas para lograr objetivos”, pues se necesita de la cooperación internacional, la movilización de recursos, los lazos institucionales, el trabajo mancomunado y, muy importante, el fortalecimiento de capacidades en la sociedad civil.

 

Referencias

Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), (2020)

CEPAL (2020). Pandemia de Covid-19 pone en riesgo la integralidad de la Agenda 2030 debido al dispar avance de los ODS, advierte Alicia Bárcena. (2020)

 

SUBIR