Proteger las semillas de la infancia en medio del Covid 19

La UNICEF ha alertado que alrededor de todo el mundo el brote del Covid-19 está atacando el estilo de vida, salud y el sustento de muchas personas a medida que se sobrecargan los sistemas de salud, se cierran las escuelas y las familias luchan por continuar a flote. A su vez advierte que las repercusiones de la pandemia serán notables en muchos países  y que podría convertirse en una crisis que afectaría directamente los derechos de la población infantil.

Presente en 100 países, 14 de ellos en Latinoamérica incluida Colombia, World Vision viene trabajando en zonas rurales y urbanas del país centrándose, desde el inicio de la pandemia en el mundo, en la prevención y atención de necesidades básicas para niños y niñas y adolescentes, llegando a las zonas más vulnerables, donde problemáticas como el desplazamiento, el conflicto, las carencias en salud y educación, dificultan el desarrollo de los niños.

Para Raúl Rodríguez, gerente de riesgos y seguridad corporativa y líder de la respuesta humanitaria contra el Covid 19 en World Vision Colombia, la niñez ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia “porque el confinamiento ha generado otras situaciones colaterales como el recrudecimiento de la violencia familiar y otras afectaciones en saneamiento básico, deficiencias de infraestructura o ausencia de oportunidades laborales para los padres, lo que ha afectado la nutrición de los menores”.

Destaca que la respuesta desde la organización tiene un enfoque basado en la ternura y promueve la generación de espacios donde niños y niñas se sientan protegidos, además de generar canales de denuncia para brindar apoyo psicosocial y garantizar la protección de sus derechos para que, incluso, los planes del Distrito y del Estado para tratar la pandemia, incluyan la protección de la infancia.

Con el inicio del virus, el cierre a nivel nacional de las escuelas ha interrumpido la educación de más de 1.570 millones de estudiantes lo que equivale a un 91% de todo el mundo, según la UNICEF, advirtiendo que, en casos de aislamientos anteriores, ha sido demostrado que los niños que dejan de ir a la escuela durante periodos de tiempo prolongados tienen menos probabilidades de regresar al reanudar clases, lo que representa todo un desafío.

“El mundo y el país no van a ser los mismos que eran antes, vamos a tener una intensificación de la educación no presencial, y nos lleva a replantear las modalidades de nuestro trabajo”, afirma el gerente, quien se refirió a la necesidad de garantizar los programas de educación virtual, por lo que se espera potencializar ese sector a futuro.

World Vision, con presencia en 5 regiones de Colombia en 20 departamentos, patrocina a 82.000 niños y niñas, con sus respectivas familias y comunidades, generando un impacto en alrededor de 1.300.000 personas; “queremos garantizar que en las regiones niños y niñas tengan un futuro con calidad de vida pero sobre todo que incorporen valores cristianos y que a pesar de los problemas puedan salir adelante, que sean semillas en medio de los problemas”.

 

SUBIR